Robert Brockmann, el general y sus presidentes

  

La Prensa, 20 de enero, 2008

Una reseña del reciente libro del periodista boliviano que retrata la vida y obra de Hans Kundt, el militar alemán que condujo a las tropas bolivianas en la Guerra del Chaco.

En mi corta estancia en Bolivia compré varios kilos de libros, sobre todo novelas, cuentos y poesía, y recibí de regalo tres textos […] El tercer regalo y objeto principal de esta nota es El general y sus presidentes, vida y tiempos de Hans Kundt, Ernest Röhm y siete presidentes de Bolivia, 1911-1939 (Plural Editores).

La historia para ser tal necesita resolver tres problemas: la investigación, la reconstrucción y la exposición. Las dos objeciones a su carácter científico han sido la inexistencia de leyes y la subjetividad de las conclusiones.

Robert Brockmann es un periodista de pura cepa que entra en la categoría de investigador de personajes de la historia y por eso su libro es importante, pues inaugura una etapa nueva en el periodismo de investigación, en este caso de la historia a través de presentarnos al personaje principal (Hans Kundt) rodeado de otros, que a pesar de tener un papel en la historia “grande” (siete presidentes) aparecen como engranajes subalternos.

Los historiadores profesionales mirarán de reojo el texto de Brockmann porque es la historia del individuo que, según ellos, es menos relevante, porque por encima de los diferentes enfoques, los hombres (Kundt y Röhm) deben ser entendidos en el marco de las sociedades y nunca como entes individuales.

Sin embargo, Brockmann conjuga con su pluma varias realidades: la boliviana, la alemana, aunque muy escuetamente, y dos biografías, lo que le permite poner a sus personajes históricos en el contexto político. Y todo ello con la objetividad del buen periodista.

En efecto, las herramientas del periodismo están manejadas con la maestría del “curioso” profesional, lo que congenia con la vieja etimología del griego “historien” que significa justamente: curiosear.

La pesquisa bibliográfica es el fundamento de la obra y tiene tres vertientes: la boliviana, la alemana y la escrita en inglés. Abarca no sólo documentos históricos guardados en archivos nacionales e internacionales, sino además recortes de crónicas, informes, reportajes y cables de la prensa, tanto boliviana como extranjera, de aquel entonces. Fuentes que se advierten han pasado por el tamiz de la autenticidad y la credibilidad.

Finalmente, debo confesar que su lectura me produjo una tristeza profunda porque es una prueba más de que Bolivia es un país que se repite a través de sus errores. Es la “calesita en la que siempre dan vueltas los mismos… Toros”.

¿Será que no leemos libros como el de Robert Brockmann? ¿Qué opinaría Montesquieu que creía que la historia era la del progreso de la razón humana?

Carlos Decker-Molina

Periodista y escritor boliviano residente en Suecia

Contacto

Si tiene alguna sugerencia o inquietud escríbeme, me
pondré
en contacto con usted lo antes posible.

[email protected]
facebook/robert.brockmann
@BrockmannRobert